Cobrançosa, Galega, Arbequina y Picual – CATA DE AOVES IBÉRICOS

Breve Introducción al aceite de Portugal:

Aceite en portugués es “Azeite” y decir azeite en Portugal es decir “aceite de oliva” porque todos los demás tipos, de girasol, soja, etc. son “óleos”. El portugués no utiliza el término AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) y sí Azeite Virgem Extra, porque el aceite es siempre de oliva. Azeite que proviene del árabe “az-zait” y que significa zumo de aceituna.

Catar aceites es también catar Historia, Tradición, Salud, Belleza, Placer, Gastronomía… Si el vino portugués cuenta con más de 250 variedades de uvas autóctonas, son aproximadamente unas 30 las principales variedades de aceituna utilizadas para la producción de aceite de calidad en Portugal. Con una media aproximada de cinco variedades diferentes por cada una de las seis Denominações de Origem Protegida de Azeites. Sin embargo, podemos decir que la variedad autóctona que predomina en el norte es la Cobrançosa y en el sur, la Galega.


Cobrançosa
(Tras-os Montes – Norte de Portugal)

Galega
(Alentejo – Sur de Portugal)

Con significativa muestra de una y otra parte en las reconocidas regiones productoras de Trasos-Montes y Alentejo. Pero, igual que sucede en la viticultura, también en las regiones fronterizas mencionadas, junto con Beira Interior y otras como Ribatejo, podemos encontrar algunas variedades extranjeras bien adaptadas, como las españolas Arbequina, Arbosana y Picual y la griega Koroneiki.

“Onde a oliveira não chega, o Mediterrâneo morre”
Jorge Böm “O Grande Livro da Oliveira e do Azeite

Cata de Aceites Ibéricos:

El 60% de la producción mundial del aceite proviene de la Península Ibérica. Grecia e Italia, países tradicionales de la cultura mediterránea, suman entre ambos casi un 20%, siendo el otro más de 20% restante repartido en el resto de la geografía mediterránea.

Puesto que además de cantidad tenemos calidad que catar y contar, compartimos una primera cata de AOVES ibéricos, con muestra de las principales variedades portuguesas de Cobrançosa y Galega y españolas de Arbequina y Picual.

  1. Variedad Cobrançosa, DOP Tras-os-Montes: La DOP Tras-os-Montes cuenta con aceites portugueses de gran intensidad y complejidad de aromas y sabores. Notas verdes y marcado amargor y picante. El aceite elegido, Terras Dazibo Bio, incluye la referida variedad Cobrançosa, predominante del norte, en un coupage junto con las variedades Madural y Verdeal. En la cata nos muestra sus notas herbáceas de hierba fresca, romero, lavanda y almendras verdes; con boca de entrada dulce, seguida de un leve amargor y un picante tardío, interesante y persistente.
  2. Variedad Galega, DOP Moura-Alentejo: , En el Alentejo existen tres DOP, Azeite de Moura, Norte Alentejano y Azeite Alentejo Interior. Los aceites alentejanos en general son suaves y dulces, con notas de frutos secos, manzanas y algunas notas de hierba recién cortada en los de cosecha temprana. Angélica es el nombre del aceite escogido, homenaje a la abuela del olivicultor Gonçalo Rosa da Silva y también se trata de un coupage donde la variedad Galega se expresa junto a la Cordovil y la Verdeal con intenso sabor, notable frutado con notas almendradas y ligeramente picante en el final de cata.
  3. Variedad Arbequina, DOP Siurana – Tarragona- Catalunya: La DOP Siurana abarca varios municipios de la provincia de Tarragona, que incluyen la preciosa comarca del Priorat y del bajo Penedés entre otras. La herencia cultural milenaria del aceite de oliva, ingrediente central de la dieta mediterránea, se muestra en estas tierras con destaque en la variedad Arbequina, que nos regala aromas de aceituna verde, menta y hierba fresca, aparecen también las frutas, como la manzana o el plátano. En boca destacan los sabores de tomate, nuez verde y un final de almendra integrado en un conjunto armónico, equilibrado entre el dulce, el amargo y el picante.
  4. Variedad Picual, DOP Sierra Mágina – Jaén- Andalucía: Ubicada en la ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad que, junto con Baeza, es Úbeda en Jaén, se encuentra la finca Cortijo Espíritu Santo, finca referente en Oleoturismo cuyos olivos de la variedad Picual respiran salud gracias a la defensa a ultranza que el olivarero Juan Molina hace en materia de cultivo ecológico. Con envasado y etiquetado manual de cuidada y “española” imagen de mantón de Manila, catamos un aceite de llamativo color verde con aromas de hierba recién cortada y tomatera, cáscara de plátano y alloza, que nos deja una agradable sensación de frescor en boca y, aunque nos deje con ganas de seguir descubriendo más, nos sirve de excelente cierre.

Azeite! Luz da verdade! ; Verde da Esperança!; Sabor da Natureza! (Exclamaciones de sentido reconocimiento al aceite, que forman parte del juramento de los cofrades portugueses).

Artículo publicado en la revista Almaceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *