Fondillón de Alicante. Enoturismo Bodegas Monóvar

 

FONDILLÓN de ALICANTE

 

Visita a Bodegas Monóvar

MG Wines Group – Julio 2018

El Fondillón de Alicante recuerda al vino de Jerez, de Montilla, de Oporto y de Madeira, y a ninguno de ellos… O como dijo el gran José Hidalgo, autor de Tratado de Enología y enólogo referente del sector: “Aquí está todo y nada”.

Fondillón y Solera es lo mismo. Fondillón viene de fondo. Solera de suelo.

Es la solera o fondillón la madre del vino, la que le transmite el carácter porque en ella está la esencia. 

Así la madre permanece en el tonel aportando sus propiedades al nuevo vino que le llega encima tras el relleno. Relleno que en Jerez es rociar y en Alicante es rehenchir. La crianza en Jerez es vertical, en Alicante, horizontal. El fondillón es un vino ocre, o debe serlo, para ser auténtico fondillón. El fondillón es un vino generoso pero no es un vino fortificado.

Toda esta valiosa información voy recibiendo de Rafael Poveda, Enólogo y Director de Desarrollo de Negocio de MGWinesGroup, una mañana de Julio en Alicante, camino de Bodegas Monóvar.

Sirva este post de en agradecimiento, en primer lugar, a Cristina Ramos, Directora de Gaia Comunicación y compañera de la AEPEV-Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino, quien me invita una noche jerezana de la pasada edición de Vinoble a una cena armonizada con fondillones, en el espectacular restaurante Mantúa.

Cena en la que tengo la suerte de conocer a parte de la dirección de MGWinesGroup (Miñano Gómez Family Wineries): Luis Miñano, Presidente;  Eva Miñano, Directora de Marketing y Comunicación y Rafael Poveda, Enólogo y Director de Desarrollo de Negocios. Además de tener el honor de compartir mesa con otro de los enólogos del grupo MGWines y de los grandes enólogos de España, Raúl Pérez, con el comentador gastronómico de referencia en Andalucía, Fernando Huidobro y con Alberto Luchini, periodista y director de la prestigiosa guía Metrópoli.

Foto de tres generaciones de principales impulsores del vino Fondillón de Alicante: Juan Maisonnave Cutayar; Salvador Poveda Luz; Luis Miñano Sanvalero

 

Y de aquella maravillosa cena en Jerez con cata comentada de fondillones, queriendo indagar aún más en ellos, nos vamos a visitar la bodega Monóvar en Alicante, donde nos espera María Miñano, la responsable de Enoturismo y Sumiller de la familia.

Bodegas Monóvar. Fachada principal de oficinas y vistas desde el despacho (¡así da gusto trabajar!)

Comenzamos la visita en terreno, con un precioso paisaje de viña y montañas, tras las que se encuentran las denominaciones de origen vitivinícolas de Yecla y Jumilla. Además de la localidad de Villena, donde se ubica otra bodega del grupo, Sierra Salinas, también junto a bodegas Monóvar, perteneciente a la D.O. Alicante.

En la foto, la variedad de vid cultivada por excelencia: la Monastrell. Variedad que se adapta muy bien a este clima predesértico mediterráneo de poca lluvia y mucha insolación, de pinos bajos, algunas encinas, cultivo de almendros, olivos y por supuesto viñedos.

Viñas de más de cincuenta años de cultivo en secano, en tierra blanca y caliza e incluso gravas que favorecen la refracción solar, que junto a vientos secos y ausencia de humedad permiten vendimias tardías llegando a producirse incluso hasta mediados de noviembre, obteniendo una monastrell madura, dulce y fragante que anuncia futuros grandes fondillones.

Y es que los fondillones necesitan de todas estas condiciones para que la uva monastrell sobremadure en la propia cepa sin llegar a pasificarse. Ya en bodega, las levaduras autóctonas llevan la fermentación hasta los 16-18º, por ello no es necesario añadirle alcohol y con ello aprendemos otra característica que los diferencia de otros vinos generosos. Los fondillones no son vinos fortificados.

Nos vamos a la bodega a visitar la zona de crianza y catar en la sacristía estos vinos singulares, teniendo la suerte de llegar a conocer complejos y elegantísimos fondillones de mediados de siglo pasado. Y nos cuentan que un fondillón que se precie parte de un mínimo de 20 años de vejez.

Aperitivo de Fondillón                                     Un brindis con María Miñano

Catamos varias añadas y en el recuerdo una mención especial para el más añejo Fondillón cosecha de 1944 y sus notas aún de frutos secos y salinas, minerales, sutiles tostados y un largo postgusto de pura elegancia y complejidad.

De dónde viene el Fondillón, cómo se hace, cómo se cría, el tonel del fondillón, etc…  Tanto que contar, que la mejor forma de darlo a conocer es a través del autor de estos y otros tantos títulos de artículos de prensa. Pues Rafael Poveda, además, escribe una columna de fin de semana sobre el Fondillón de Alicante en un periódico local de referencia, titulada Sorbos de Fondillón. Están todas a disposición en: www.diarioinformacion.com/fin-semana/

 

 

 

 

Y terminamos esta estupenda experiencia enoturística con visita a la enoteca de Bodegas Monóvar, donde catamos otros vinos de la casa y seguimos escuchando historias, como la de la uva Forcallat, que no hay gandul si le aciertas la faena y la vocación de la Forcallat es la de hacer rosado, como este rico Alagú, otro de los excelentes vinos del grupo MGWines.

 

           

Enoturismo

Redescubra un vino especial! Redescubra Colares

Freixo (Herdade do Freixo), Reguengos de Monsaraz (Adega do Esporão), Évora.

Viticultura Jerezana

Vendimia Jerezana. Agosto